La buena relación de la Mesa de enlace Provincial y el Gobierno está en dudas por el proyecto de impuestos a las riquezas


Fuerte rechazo de las entidades al proyecto de impuestos a la riqueza, con Críticas a legisladores cordobeses oficialistas.

Las cuatro entidades que nuclean a los productores agropecuarios de Córdoba, dieron a conocer en un comunicado de prensa,  el rechazo al proyecto de Ley de Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas. » Expresamos nuestra profunda decepción por la decisión de los legisladores del oficialismo cordobés de avalar este nuevo impuesto que no es coparticipable, al igual que otro tributo confiscatorio como los derechos de exportación», dice el comunicado.

Todo parecía estar de maravillas entre los productores cordobeses y el Gobierno. JONAGRO, la Jornada Nacional del Agro de CRA (Confederaciones Rurales Argentinas),  fué uno de los escenarios  en donde el mismo Gobernador Juan Schiaretti invitó a las provincias vecinas a imitar el modelo que llevan adelante en Córdoba, junto a la mesa de enlace. En ese sentido el l Vice Pte. de CRA  Gabriel De Rademaeker dijo , en declaraciones a Valor Agregado Agro del sábado 14 de octubre, que la relación era muy buena con el gobierno. Pero,  parece ser que esas flores que iban y venían  desde ambos lados,  llegaron a su fín por el » impuesto a las riquezas«.

 

Parte de prensa

La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias – Regional Córdoba manifiesta su absoluto rechazo al proyecto de “Ley de Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas”, por considerarlo un impuesto distorsivo y confiscatorio, que terminará gravando la producción y no la riqueza.

El tributo, que abarca para su cálculo el capital de trabajo, los bienes de cambio, la maquinaria y los equipos, constituye un duro golpe para el sector agropecuario y las pymes porque compromete sus activos desalentando las inversiones y la generación de empleo.

Asimismo expresamos nuestra profunda decepción por la decisión de los legisladores del oficialismo cordobés de avalar este nuevo impuesto que no es coparticipable, al igual que otro tributo confiscatorio como los derechos de exportación.

De esta manera, Córdoba incrementará su extraordinaria transferencia de recursos al Estado Nacional, mientras sigue siendo una de las que menos coparticipación per cápita recibe, alejándose del federalismo y asignándole aún más manejo discrecional al poder central.

 

En el marco de esta agobiante e insostenible presión tributaria, también preocupa fuertemente la decisión del Gobierno de la Provincia de aumentar un 40 por ciento promedio el Impuesto Inmobiliario Rural.

 

Todo esto ubica al productor argentino en desventaja competitiva con los de otros países, que para fomentar una mayor producción e ingreso de divisas bajan impuestos y otorgan créditos accesibles.

Agustín Pizichinni                       Alejandro Butiero                       Alejandro Ferrero                              Javier Rotondo

       Federación Agraria Argentina                     CONINAGRO                Sociedad Rural Argentina                 CARTEZ