Brassica Carinata: El cultivo originado de forma sustentable en Córdoba y que se utiliza en la aviación


Córdoba es una de las provincias que fomentan este cultivo, que aparece como una alternativa más para implantar en los suelos cordobeses. En Río Cuarto ya se cultivan algunas hectáreas. 

La empresa Bio4 incursionó en este cultivo como una forma de diversificar, conocer nuevas tendencias para encontrar un nuevo nicho productivo. En tanto, el Ingeniero agrónomo, Sebastián Bravo de la empresa Nuseed, destacó sus beneficios y el ingeniero Gerardo Andreo ,de Bío 4 Argentina, comentó la experiencia a nivel local.

Audio con el Ing. Sebastián Bravo:

Audio con el Ing. Gerardo Andreo:

El cultivo Brassica Carinata, apunta al mercado de biocombustibles, específicamente de aviones y cada vez toma mayor protagonismo a nivel nacional. El año pasado se desarrollaron 10.000 hectáreas del cultivo desde ruta 8 hasta Chaco. Así lo indicó el ingeniero agrónomo, Sebastián Bravo.
El cultivo es originado en forma sustentable, creando una cadena de valor junto con el productor, según explicó. Por sus raíces,  realiza una exploración muy profunda y una labranza vertical biológica que genera materia orgánica en forma subterránea como así también microporos para un mejoramiento en la estructura del suelo.
Todo lo producido es exportado a Francia, donde actualmente se genera el biocombustible para aviones. El mercado francés es un mercado que maneja muchos más volúmenes, más estable, y con el cual Argentina se encuentra en contra estación.
“En un futuro a medida que escalen la cantidad de toneladas se utilizará a nivel local”, manifestó el ingeniero agrónomo.
La experiencia se está replicando en Bio4 y el ingeniero, Gerardo Andreo explicó por qué la empresa promueve este cultivo, iniciativa que surgió a partir de la inquietud de uno de los integrantes de la empresa riocuartense.
Bio4 sembró 42 hectáreas a 2 cm de profundidad con sistema de riego ya que necesita un suelo con humedad superficial.
“Incursionamos en la experiencia como una forma de diversificar, conocer nuevas cosas para encontrar un nuevo nicho productivo”, señaló.
En tanto, el aceite que se extrae del grano de la Brassica Carinata, viaja a Francia, donde se hace un biodiesel para aviones, combustible alternativo para disminuir la huella de carbono.
El cultivo tiene bonificaciones por presentar papeles para certificar una norma, que es la trazabilidad de lo hecho en el lote, por usar menos de 80 kilos de fertilizantes al igual que por bonificar la tierra con fertilizantes de origen orgánico.
Es un sistema diferente, no tan exigente en su demanda de nitrógeno y el rastrojo es un poquito más fácil de degradar que el trigo.