CAMYA: «Le pedimos al gobierno y al campo que no endurezcan las posiciones»


El Coordinador Federal de CAMYA (Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores) Ariel Morales Anton dijo que se encuentran en un situación muy difícil. 

El cese de comercialización de hacienda en pie se extiende hasta el miércoles 2 de junio y parte de la cadena, en este caso los matarifes y abastecedores están preocupados por la situación. » Estamos en una situación muy difícil porque estamos en un conflicto, en el medio de la industria frigorífica exportadora y el gobierno», dijo a Valor Agregado Agro por LV16 Ariel Morales Antón, de CAMYA.

Audio con Ariel Morales Antón:

La medida de fuerza adoptada por las cuatro entidades, complica en este caso a lo matarifes y abastecedores, que no son los frigoríficos ni la industria, como muchas veces se confunde, son quienes llevan la carne al consumidor final de las carecerías, la de su barrio. «Vamos a tener una faltante des carne, algunos frigoríficos de consumo interno faenaron muy poco así que esta medida va a repercutir mucho».  Para dejar en claro, el frigorífico de consumo interno presta un servicio de faena al matarife, abastecedor y cobra por ese servicio, en muchos casos.

La mesa de enlace advirtió que el paro tendrá un «impase» desde el el miércoles, pero si el conflicto no se soluciona, es decir que el gobierno abra las exportaciones de carne, podrían generar una nueva medida que incluiría a los granos y otros productos.

De ser así como plantea el sector primario, el jueves se podría faenar hacienda, por lo que el fin de semana se podría abastecer a las carnecerías, aclara Antón.

» Nosotros somos el consumo interno , el gobierno cierra las exportaciones argumentando que la carne aumenta porque se ejerce una presión en la compra», remarca Morales Antón. El 75 %  del consumo interno de todo el país es derivado a las bocas de expendio por los matarifes y abastecedores, señala el integrante de CAMYA. » Lo que uno apela es al sentido común, madurez, estamos pasando un momento muy complicado en materia de salud». Como así también hizo hincapié en que el consumo de carne vacuna cayó 13 kg por año . La gente no puede llegar al valor que tiene la carne, le vamos a sumar una restricción más, un paro, un conflicto que a medida que pasan los días  se va a incrementar más».

El problema con la carne no es un tema de este gobierno solamente, sino de muchos años y de varios gobiernos . Cada Gobierno tuvo su matiz o su » problema con el sector cárnico», llegando en oportunidades a costar lo mismo un tanque de gasoil en una camioneta al valor de un ternero .

Al respecto el dirigente enfatiza diciendo que las pujas de poderes no le sirven a nadie y que hay que dar soluciones. En el medio estamos nosotros como matarifes, también la industria frigorífica en la cual nosotros faenamos». La preocupación, más allá del abastecimiento de carne, es la pérdida de trabajo por parte de personal en los frigoríficos, sobre todo en los frigoríficos exportadores, que ya suspendieron personal o adelantaron vacaciones. » Al no llevar hacienda a los frigoríficos de consumo interno , sufren lo mismo que los exportadores».

Según comenta Antón, el matarife esta en condiciones de mantener los puestos de trabajos actuales, pero no descarta problemas con  los abastecedores que tienen compromiso de pagos adelantados. » Hay hacienda que hay que pagar, el cese de comercialización hace que no faene y se necesita faenar para pagar, esto es todo un conflicto, se traba la cadena».

«Nosotros como CAMYA le pedimos al gobierno y al campo que no endurezcan las posiciones», Ariel Morales Antón.

Entre lo aspectos que destaca el director federal de la cámara, asegura que existe cierta puja con la industria frigorífica. » Los servicios de faena, el subproducto, hoy el matarife tiene un a rentabilidad muy justa». Agrega que esto tienen que solucionarlo porque la actividad se les va a complicar más.