Sociedades por acciones simplificadas: «Un buen instrumento para pequeños y medianos productores»


Desde hace ya un tiempo los productores agropecuarios  se ven obligados a utilizar distintas herramientas para comenzar o seguir sus producciones, ya que los tiempos y la AFIP, rentas, impuestos de los impuestos, así lo demandan. 

Los oyentes y lectores de Valor Agregado Agro nos hicieron llegar las consultas al respecto de las SAS y por ello contactamos a las abogadas Camila Gómez Rodríguez y María Eugenia Peiretti , titulares del estudio Jurídico Iuris, quienes aseguran que  las Sociedades por acciones simplificadas (SAS)  son un vehículo jurídico accesible dirigido a pequeñas y medianas empresas que fácilmente pueden adaptarse a pequeños y medianos productores y el empresa agrícola en general. 

Audio con las abogadas de Estudio Iuris:

Para Gómez , las SAS, es un tipo societario que incorpora formas y características nuevas para adecuarse y brindar soluciones a los nuevos negocios. Este tipo de sociedades simplificadas brindan un  beneficio y facilidad en cuanto los requisitos de constitución y funcionamiento en general, manifiesta.

En cuanto a las responsabilidades que tienen que asumir quienes las constituyan, Camila Gómez señala que  al igual que las Sociedades de tipos SRL  y las SA , él o los  socios es limitada al capital social. » Lo que la distingue en este sentido es que el capital mínimo exigido por la ley para constituirla es bajo y accesible ,equivalente a dos salarios mínimos vitales y móviles, que  actualmente asciende la suma de $56000″

En tanto María Eugenia Peiretti comenta que  la ley permite que puedan  constituirse por una o varias personas,  es decir que existe  la posibilidad de crear una sociedad por acción simplificada unipersonal. » A diferencia de lo que sucede por ejemplo con la SRL  donde se requiere de por lo menos dos socios»

Por último las letradas indican que desde el estudio creen  que este nuevo tipo societario facilite la instrumentación de los negocios agrícolas, pudiendo los productores agropecuarios poner foco en la actividad de su empresa y destinar los patrimonios específicos a  la misma , protegiendo a  su patrimonio personal de los riesgos propios de la actividad. 

» Como siempre desde Iuris si estamos para proteger lo que el campo produce», dice María Eugenia Peiretti.