En “El Oratorio” se realizará la jornada a campo del IPCVA: “Una cría eficiente pensando en la góndola”


El propietario del lugar es Daniel Bovetti con quien diálogo Valor Agregado por Radio Río Cuarto. Utiliza comederos metabólicos, los denominados inteligentes que realizan mediciones en los animales de producción genética para que con menos alimento produzcan más carne.

Daniel Bovetti, productor agropecuario.

Este 28 de abril, se viene la jornada a campo en el IPCVA “Una cría eficiente pensando en la góndola” para lo cual ya está definido el establecimiento “El Oratorio”, en cercanías de Villa Mercedes, San Luis.

Allí se podrá ver el ciclo completo en la integración de la agricultura con la ganadería y cómo se vincula el proceso con la genética.

Inscripciones: Haga click aquí  

Ternera de destete, vaquillonas de reposición, vacas con primera cría, vacas adultas, toros jóvenes hasta adultos y la producción final de distintos tipos de novillos hasta llegar a la góndola, son algunos de los ítems que se verá en la muestra.

Aseguró que será una excelente oportunidad para aprender y nutrirse uno de otro.

La apertura del encuentro estará a cargo de Daniel Bovetti (productor), Hugo O. Bernasconi (Director INTA EEA Villa Mercedes, San Luis) y Juan José Grigera Naón (Presidente del IPCVA)

 

Comedores metabólicos para hacer más productiva nuestra cría

Daniel Bovetti comentó que su campo donde se desarrollará la muestra del IPCVA, utiliza comederos metabólicos, los denominados inteligentes que realizan mediciones en los animales de producción genética. Además, produce novillos industriales con distintos cruzamientos.

Indicó que primero los animales son puestos en condiciones para luego realizar las pruebas dentro de la misma población, con cerca de 250 toros por año. Esta prueba lleva a encontrar cuales, midiendo menos, son más eficientes, amigables con el medioambiente y consumen menos alimento para producir más carne.

Las pruebas se realizan con la base de la raza Limangus

“La diversificación de ambientes en Argentina hace que tengamos que adaptar los biotipos para hacer una producción ganadera eficiente”, señaló y explicó que lleva años este proceso de adaptación de las vacas en un clima árido, muy frio, seco y caluroso.

Por último, fue consultado por la medición de los RFI (indicador de conversión de kilos para ver con que alimento el animal está más rápido terminado) y si todos los productores lo deben hacer para ser más eficientes.

Consideró que es una medida más de selección porque permite corregir lo cual repercute en lo económico y en la diferencia de producción de carne de cada animal que puede llegar a tener entre uno y otro una diferencia del 20%.

Aclaró que en el establecimiento que ha hecho esta medición con  500 animales, el resultado no se registra en la asociación y comenta que esta medición es una más para mejorar la eficiencia.