Elegir bien la semilla y la rotación de cultivos para evitar enfermedades. Algunos de los tips brindados por una especialista de la UNRC


 La ingeniera Mónica Zuza, señaló que conocer la zona de producción y los patógenos más importantes en ella, permite cortar ciclos de patógenos e insectos. Cómo evitar la sclerotinia y las enfermedades latentes en soja. Además destacó la importancia de conocer nuestro lote, su historial y detectar patógenos problemáticos.

La ingeniera Mónica Zuza, fitopatologa de la Universidad Nacional de Río Cuarto , brindó una disertación en la jornada de la Asociación de Ingenieros Agrónomos del sur de Córdoba. Allí abordó un tema fundamental como es el manejo de las enfermedades en maíz y soja.
En este marco brindó algunos tips y la jornada apuntó a cómo reducir la utilización de fitosanitarios.
En diálogo con Valor Agregado Agro por LV16, comentó que las enfermedades más comunes en soja son las enfermedades latentes como el Tizón gomoso del Tizón del tallo y de la vaina, tizón de la hoja y antracnosis.

Audio con la Ingeniera Mónica Zuza, enfermedades en soja:

Audio con la Ingeniera Mónica Zuza, enfermedades en maíz: 

 

“Son enfermedades importantes por el daño que generan y porque se ven al final del cultivo, cuando entra en su madurez fisiológica”, indicó la especialista.

 

 

Señaló que resulta más difícil hacer el manejo una vez presente la enfermedad. Por esto destacó la importancia de la sanidad en las semillas, que sean de buena calidad y elegir bien las que sembraremos.
“Esto es fundamental para evitar que los patógenos causen daños en nuestros lotes de producción”, manifestó. El patógeno es un microorganismo capaz de producir enfermedad o daño a la biología de un hospedante, sea animal o vegetal.
Sobre cómo prevenir estos patógenos en la soja, indicó que es muy importante hacer una buena rotación de los lotes para ir disminuyendo el inóculo que va quedando en cada lote, en cada tallo de una campaña a otra.

 

Manejo de patógenos

La sclerotinia es un hongo polífago con un amplio rango de hospedantes, el cual genera podredumbres en diversos cultivos. Tiene estructuras de resistencia llamados esclerocios que pueden estar hasta 10 años en el lote. Así lo señaló la ingeniera Zuza , fitopatologa de la UNRC, Además aclaró que no es exclusivo de la soja, ya que comparte hosoedantes con maní y girasol.
“Respecto a este patógeno tenemos que tener cuidado sobre cómo hacemos la rotación en los lotes porque si rotamos entre estos tres cultivos siempre vamos a estar aumentando el inóculo presente”, alertó.

En el caso de la sclerotinia, dijo que es posible manejar la fecha de siembra y la variedad. “La situación se complica al final del ciclo cuando comienzan a bajar las temperaturas”, apuntó.
Por esto, la recomendación fitosanitaria para hacer rotación fue rotar siempre dentro del mismo año de cultivo y en la misma época estival (dentro del verano o el invierno).

“Hacer trigo/ soja no es una rotación para cortar ciclo de enfermedades”, aclaró.

Aseguró que lo ideal es una rotación de gramínea con una dicotiledónea porque permite cortar los ciclos de patógenos o insectos.
Sobre la importancia de conocer el lote, indicó que tenemos que conocer la zona de producción, nuestro lote, su historial y que es lo problemático en él. “Cada lote tiene sus problemas, particularidades por lo que es importante conocerlo y trabajar en base a esto”, aseguró.

Tips para evitar enfermedades en nuestros cultivos

-Elegir bien la semilla
-Rotación
-Elección de lote, que no tenga algún patógeno en particular
-Conocer el historial del lote
-Elección de variedades